Ingredientes

  • 2 unidades de Magret de pato
  • Sal gorda o en láminas
  • Especias al gusto
  • Opcional: salsa hoisin, mermelada o salsa de frutas.

Cómo hacer Magret de pato al horno:

  1. Es importante que a la hora de cocinar el magret de pato las piezas se hayan descongelado a temperatura ambiente. Evita utilizar el microondas porque al descongelar, la carne suele cocinarse un poco en el centro. Dispón las dos pechugas y unta un poco de sal común en ambos lados.
  2. Pon a precalentar el horno a 180ºC.
  3. Sellamos la carne cocinando con fuego muy alto para formar una costra y evitar que la carne pierda sus jugos. Para ello, pon una sartén a fuego alto y cuando este bien caliente coloca las piezas de carne en él. Cocina por unos 2 minutos máximo cada lado o hasta que veas que la parte de la grasa esta completamente dorada y crujiente.
  4. Coloca las piezas del magret de pato en una fuente para horno y condimenta al gusto (ejemplo: pimienta de distintos tipos, tomillo y semillas de mostaza). El tomillo es un condimento que le va perfecto al pato. Agrega suficiente cantidad para que la carne absorba el sabor. Aliña el pato por ambos lados.
  5. Cuando el horno esté caliente coloca las piezas de pato con la cara de la grasa hacia arriba en la bandeja del horno. Coloca la bandeja un poco más arriba del medio durante 12 minutos a 180º. El tiempo de cocción dependerá del gusto.

Toque final

Una vez sacado del horno, trocéalo en láminas. Puedes añadirle un poco de sal gruesa o en láminas por encima. También le vienen muy bien los sabores dulces, así que si lo deseas puedes acompañarlo con una salsa de frutas o mermelada, aunque te recomiendo una salsa llamada Hoisin.

¡A disfrutar!