Ingredientes

  • 1,5 kg. rabo de vaca o añojo
  • 1 cebolla grande
  • 3 zanahorias medianas
  • 1 pimiento rojo
  • 4 dientes de ajo
  • 4 tomates maduros
  • 1 puerro
  • 2 hojas de laurel
  • 3 vasos de vino tinto
  • Sal y pimienta negra molida (al gusto)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Harina para rebozar

Preparación del estofado de rabo y verduras

  1. Pedimos los rabos de vaca o añojo troceados. Salpimentamos los trozos y los enharinamos para dorarlos.
  2. Ponemos una cazuela grande al fuego con 3 o 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra. Cuando esté bien caliente añadimos los trozos del rabo de ternera. Los cocinamos hasta que estén bien dorados por todas partes. Retiramos y reservamos.
  3. En el mismo aceite que hemos utilizado para dorar la carne sofreiremos las verduras. Si vemos que el aceite ha quedado con restos de harina podemos desecharlo y utilizar aceite nuevo. Cuando el aceite esté caliente vamos añadiendo las verduras comenzando por la cebolla y los ajos bien troceados.
  4. Doramos durante 5 minutos y añadimos el pimiento y las zanahorias cortados en dados. Cocinamos durante 10 minutos removiendo de vez en cuando.
  5. Añadimos a la cazuela el puerro troceado y las hojas de laurel y dejamos que se pochen las verduras durante 10 minutos más. Pelamos los tomates y los incorporamos al sofrito en trozos pequeños y salamos. Dejamos que se cocinen las verduras durante 15 minutos.

Cocción del rabo y presentación final

  1. Añadimos el vino tinto y la carne que teníamos reservada y cocinamos a fuego medio alto, con la olla destapada, durante 10 minutos. Tapamos la olla y bajamos el fuego de la cocina. Dejamos que se cocine el guiso durante 4 horas a fuego lento.
  2. Pasado este tiempo retiramos los trozos de carne, que han de estar muy tiernos,  con el guiso de verduras podemos dejarlo tal cual o preparar una salsa, pasándolo por la batidora, por el pasapurés o incluso por el chino si lo que queremos es un resultado más fino.
  3. Volvemos a colocar la carne dentro de la olla con la salsa ya preparada o las verduras (la opción que hayamos elegido) hasta el momento de servir.
  4. Servimos el plato acompañando con unas patatas estofadas, cocidas o fritas como guarnición.