Ingredientes del relleno

  • 200 gr carne de cerdo picada
  • 1 cebolla pequeña
  • 2 zanahorias
  • 350 gr de repollo
  • 2 ajos
  • Sal y pimienta negra recién molida
  • Aceite de oliva
  • 2-3 Cucharadas de salsa Teriyaki (se puede sustituir por salsa de soja, cantidad al gusto)

Ingredientes para la masa

  • 200 gr harina de trigo común o harina de trigo todo uso
  • 400 ml agua
  • 3 cucharadas de aceite de girasol, de semillas o de oliva suave
  • Abundante aceite para freír
  • 1 huevo (para pincelar los rollitos)
Rollito de primavera

Preparación del relleno de los rollitos de primavera

  1. Picamos muy fino el repollo, lo lavamos y escurrimos bien. Picamos menudo la cebolla y los ajos y lo reservamos para más adelante. Pelamos y rallamos las zanahorias. Hecho todo esto ponemos una sartén amplia al fuego con 3 cucharadas de aceite a temperatura media/alta.
  2. Cuando el aceite este caliente añadimos la cebolla y los ajos picados, pochamos con una pizca de sal durante unos minutos. Seguido añadimos la carne picada, condimentamos con una pizca de sal y pimienta molida al gusto. Cocinamos a fuego alto hasta que la carne este ligeramente dorada.
  3. Con la carne dorada, incorporamos la col y las zanahorias ralladas, mezclamos bien y añadimos unas 3 cucharadas de salsa teriyaki. Removemos para que se integre todo bien mientras cocinamos a fuego medio/alto durante unos 10/12 minutos removiendo con frecuencia. Al final de la cocción probamos de sabor y rectificamos si es necesario con más salsa hasta que esté a nuestro gusto.
  4. Cuando el relleno esté listo lo dejamos enfriar en un recipiente para usarlo más adelante.

Manos a la masa

  1. Para hacer la masa para los rollitos de primavera empezaremos por usar un recipiente amplio, dónde pondremos la harina y la mitad del agua. Mezclamos un poco y vertemos el resto del agua, volvemos a mezclar hasta que sea una masa liquida y sin grumos, añadimos las tres cucharadas de aceite, mezclamos con unas varillas manuales hasta integrarlo bien, si es necesario se pasa la mezcla por un colador para eliminar los grumos que puedan quedar.
  2. Una vez la masa lista ponemos una sartén antiadherente amplia al fuego a temperatura media baja, untamos si es necesario el fondo de la sartén con unas gotas de aceite y las repartimos con una servilleta de papel, cuando la satén este caliente comenzamos a formar las obleas, con una brocha de silicona pintamos rápidamente con la masa el fondo de la sartén hasta formar una capa fina sin agujeros (como si fuese un crep muy fino).
  3. Una vez extendida la masa con la brocha de silicona esperamos a que se quede opaca y que comience a despegarse del borde, la temperatura debe de ser constante y a fuego medio bajo para que no se tueste. Con una espátula levantamos el lateral y con las manos y un movimiento rápido le damos la vuelta.
  4. Una vez que le hemos dado la vuelta a la oblea dejamos unos 30 segundo que se haga por esta cara y la retiramos a un plato donde hemos colocado una servilleta de papel, a medida que las vamos haciendo las dejamos encima de las anteriores hasta que estén todas hechas. Las reservamos cubiertas con papel film hasta que las vayamos a usar.

Montaje de los rollitos de primavera

  1. Batimos el huevo y extendemos una oblea sobre la superficie de trabajo, ponemos relleno en un extremo de la oblea y la enrollamos hasta la mitad, doblamos los extremos de la oblea hacia el interior, untamos con huevo el otro extremo y lo terminamos de enrollar fijando bien la parte que hemos untado con el huevo, los vamos reservando en una bandeja.
  2. Cuando los tenemos todos formados ponemos abundante aceite en una sartén y cuando este bien caliente freímos los rollitos por tandas de 3 a 4 unidades a la vez hasta que estén bien dorados girándolos varias veces para que se hagan bien por todas partes.
  3. Una vez fritos los retiramos de la sartén y los dejamos sobre un plato con papel de cocina. Los servimos enseguida acompañados de salsa agridulce y listos.

¡A disfrutar!